Domingo, 19 de noviembre de 2017

      El sábado 18 de noviembre de 2017, cincuenta y siete senderistas en su mayor parte de Castil de Campos, y algunos de Priego y Almedinilla, nos desplazamos a Granada para realizar la ruta de la Dehesa del Camarate, antigua Dehesa de reses bravas, hoy adquirida por la Junta de Andalucía y habilitada para rutas de senderismo. Según La Junta de Andalucía, "La Dehesa del Camarate es uno de los rincones más hermosos del Parque Nacional de Sierra Nevada, alberga uno de los bosques mixtos mejor conservados de toda Andalucía. Por este motivo se ha convertido en un lugar privilegiado para disfrutar del otoño, un espectáculo de colores que atrae cada año a senderistas de muchas procedencias, naturalistas y fotógrafos. Se encuentra en la vertiente norte del macizo, en el término municipal de Lugros. La abundancia de agua y su orientación han propiciado una biodiversidad extraordinaria. En este auténtico tesoro de joyas botánicas se dan cita numerosas especies de árboles de hoja caduca y arbustos que ofrecen múltiples paisajes diferentes. A través del sendero Dehesa del Camarate, que discurre por una pista forestal, se realiza una visita por la cabecera del río Alhama que nos sumerge por un bosque de robles, salpicado de cerezos silvestres, arces, fresnos, mostajos, sauces y quejigos, que en otoño exhiben una variada gama de colores. El recorrido se inicia en el Horcajo, subiendo por el carril empedrado, atravesando la zona de reserva y ganando vistas a medida que se va ascendiendo. Tras casi 5 km, el recorrido finaliza en el Tentandero, antigua infraestructura ganadera de la finca, hoy fuera de uso." 

      Nosotros sin embargo, hicimos alrededor de 22 kilómetros de recorrido, ya que prescindimos de los autobuses lanzadera que te llevan hasta la verja de entrada a la Dehesa, haciendo todo el recorrido a pié. Durante el regreso el grupo se dividió, haciéndo unos el mismo camino de ida y vuelta, y otros un recorrido circular, hasta que nos volvimos a encontrar junto a la ermita que hay a la entrada de la Dehesa. En resumen, todo un deleite para la vista... y para el olfato y el tacto, ya que en honor a la verdad, durante el recorrido también vimos e incluso pisamos, muchas boñigas de vaca, eso sí, cien por cien naturales.

       Ésta actividad la organizó la ELA de Castil de Campos y el Club de Montañismo Torre Serbal, con la colaboración de la Diputación de Córdoba. A continuación insertamos un video y algunas fotos de estos bellos lugares.

Video: Máximo Ruiz-Burruecos

Hojas de fresno

Roble

Río Alhama

Hoya de Guadix

Robledal

Arce

Fotos: Máximo Ruiz-Burruecos


Publicado por castilcampos @ 16:28
Comentarios (0)
Comentarios